Retos e incertidumbres de España

Captura de pantalla 2013-10-16 a las 23.55.05

Con mucha tranquilidad. Así se han tomado las cosas los poderes del Estado tras las elecciones. Ya hizo un mes. Y coincidiremos en que actúan con demasiada tranquilidad. Un mes y es la primera llamada de consulta. También Felipe VI parece que está de vacaciones aunque no las haya tomado. Un mes. Que pase el primero. Que pase el segundo. El tercero. Da igual, estos no cuentan. ¿Entonces? Entonces y ahora no tenemos leyes. Leyes que agilicen la actividad gubernamental. Muchos días para formar la mesa del Congreso. Muchos días para la ronda, muchos días para investir. Si no hay presidente, muchos días para repetir investidura. Y, si no hay al final, muchísimos días para otras elecciones. ¿Esto qué es? Si el Parlamento no sabe legislar para estos tiempos, que copie las leyes. Copiar. Algo aprenderéis. Pero así no podemos seguir.

1324428630_740215_0000000000_noticia_normalNo se puede seguir así porque los retos son muchos. Y la sensación sobre la política es negativa. Hay hartazgo. El ciudadano está harto. Para esto no se necesitan políticos. Gente que sólo va en busca de un sillón. Por más que quieran engañar negándolo. Retos urgentes. Gobierne quien gobierne. Presida quien presida. Acuerdos para formar gobierno, ya. O váyanse a casa. Otros vendrán. Aunque sea con las ‘terceras elecciones’. ¡Qué barbaridad si eso se llega a producir! Y no está descartado. Pero con aspirantes distintos. Revolución en los partidos. O se hará en la calle. Aunque sea débil, se necesita Gobierno.

Porque se necesitan Presupuestos. Porque la UE nos pueden sancionar, porque los recortes serán imprescindibles. ¿Recortes? ¿Más? Parece que sí. Los anteriores recortes no han dado el resultado deseado. Pues ahora, más. ¡Toma austeridad, Mariano! Como que los anteriores recortes fueron poco. Pues ahora, más. ¡Toma sillas Albert! No quieres sillas, toma dos. Subidas de impuestos y recortes del gasto público. Dos en uno. Total, que desde el 2011, con los anteriores recortes, hemos estado perdiendo el tiempo. Y calidad de vida. Y la vida misma, al menos la de ilusión de futuro.

El reto de unas leyes modernas es primordial para evitar la parálisis de España. Como la solución al paro de larga duración. Es un “problema estructural”, como dice la Fundación Bertlesmann, y no un problema coyuntural de la crisis. Insostenible a medio plazo. Se necesitan reformas laborales, de producción, de I+D+i y del modelo educativo. Ahí es nada para la parálisis que sufrimos.

Hay que añadir las reformas institucionales. Porque el ‘problema catalán’ sigue ahí. A pesar de que nadie ha querido mojarse en la campaña electoral. Pero el nuevo Gobierno, sea el que sea, tiene que mojarse. Tirarse a la piscina. Y a saber si sale vivo. Más la crisis de la Unión Europea (UE) con el Brexit. O el caso Escocia, que a España le interesa. Tema peligroso para la causa catalana. ¿Algo más? Sí. Mucho más. Reforma de la Justicia, (¿nos lo creemos?), del Tribunal Constitucional, del Senado, la financiación autonómica, la corrupción, reforma constitucional, del sistema electoral, … ¿Algo más?

No parece poco. Pero sí. Sensatez y rapidez. Que se nos cae el país. Y cada cual asuma su responsabilidad. Y, si no, a casa. Son demasiados retos para gente tan mediocre como está en la política. Pero alguien los tiene que afrontar. ¿Existe ese alguien? ¿Usted lo conoce? Preséntelo, por favor.

¿Quieres saber más de Eladio?  Captura de pantalla 2013-10-16 a las 23.55.05

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s