Aire de la calle en el Parlamento

Captura de pantalla 2013-10-16 a las 23.55.05Esto de la política es difícil de entender. Muy difícil. Ha llegado a decir un diputado que la culpa de este follón es de los ciudadanos. ¡Oiga! Tamaña estupidez. Deberían echarlo del Parlamento. Los ciudadanos votaron, y votaron bien. Ya está. Ahora son usredes los que no negocian bien. Si no sirven, váyanse a casa. Viene aq cuento por el entramado que se ha montado en el Parlamento. Y la formación de Gobierno. Critican a Rajoy por su pasividad. Vamos que parece que no quiere seguir. Y también critican a Sánchez por su actividad. Vamos, que quiere ir a La Moncloa. ¿En qué quedamos? ¡Ah!, que quieren seguir como antes. Inmóviles. Pues no. Se acabó. Han llegado nuevos diputados. Hay un nuevo Parlamento.

Los de la calle han entrado al Parlamento. Sí, los de Sol. Los de la acampada. Y los ‘okupas’. Y los que toman vinos y botellines en La Latina. En La Sureña: cinco botellines por tres euros. También los de Barcelona, y Valencia, y Euskadi, y los gallegos: ribeiro y ostras en La Piedra. Ya están en el Parlamento. Antes iban los veteranos diputados con trajes brillantes de tanta plancha y ahora van a ir los nuevos con camiseta, rastas y botella de cerveza. Litrona, que tiene más. La calle ha entrado en el Parlamento. Con aire fresco y nuevo. Abran las ventanas. Las mismas por donde se tiraron tipos uniformados allá en 1981. Las mismas. Para que entre aire y gente de Lavapiés. ¿No se lo ha dicho la Tele? ¡Vaya! Pues habrá que cambiar a los periodistas del Parlamento. Hay que informar de lo nuevo. Habrá que cambiar a la caspa. Que vaya alguno con rastas, aunque moleste a la Villalobos. O a la Camacho. ¡Vaya mesa! ¿No tiene otra gente el PP? El PP, sí; Mariano, no.

Congreso_vacio596_2311

gicov.umh.es

 

Porque si no se han percatado, el Congreso no es el mismo. Desde el día 13. Fue 13, sí. Ni los partidos. Porque anda Sánchez a toda carrera para formar gobierno y los suyos le ponen zancadillas. Están preocupados. Preocupados de que Sánchez forme gobierno con Podemos. Podemos, parece, se ha convertido en el enemigo público número uno. Para todos. Pues señores, son diputados elegidos igual que ustedes. Hasta los barones socialistas tienen a Podemos como enemigo. García Page, presidente de Castilla-La Mancha ha manifestado que “no se puede negociar a la aventura y todos tienen que tener posiciones claras”. Veamos. Lo diche usted que gobierna en Castilla-La Mancha gracias a Podemos. ¿Ya no se acuerda? O prefiere morir en brazos del PP con pacto con Rajoy. Y que todo siga igual. No. Esto ya cambió. ¿No se ha enterado? Entonces sobra en la política. Usted puede negociar con Podemos y Sánchez, su jefe, no. Con su autonomía tiene bastante. Pues quédese ahí, no venga al Parlamento ni de visita. Porque éste es otro Palamento distinto al suyo.

Tanto boicotear a Pedro Sánchez por parte de sus propios compañeros es llamativo. Cada barón ha lanzado sus puyas contra el Secretario General. Desde Susana, en Andalucía, a García Page, de Castilla-La Mancha. Desde Fernández Vara, en Extremadura, a Javier Fernández, de Asturias. Desde Ximo Puig, en Valencia, a Javier Lambán, en Aragón, o Francina Armengol, en Baleares. Todos. A lo peor ahora están temerosos. Mira que si Sánchez hace Gobierno… Mira que si se amarra al cargo de Secretario General… Mira que si no se le olvida que le hemos puesto tantas travas… Mira que si alguien le recuerda que no lo queremos… Puede. Entonces, a lo peor, sobran algunos de ustedes. Y la ventana está abierta para que salgan. De cabeza, por las prisas. Algunos barones están ‘envejecidos’. No por la edad. Sí por el pensamiento. Por el concepto antiguo de ser diputado o presidente autonómico. Es hora de cambio. Si no cambian de traje, cambien de cabeza. Mirad el Parlamento. Ya cambió.

Ha llegado aire nuevo al Parlamento. Hay nueva vida. Ganas de hacer política. Ganas de cambiar casi todo. Lo que los dos partidos, PP y PSOE, con mayorías, no han querido nunca cambiar. Por egoísmo. Por holgazanería. Por mantener su supremacía. Es hora de cambiar. Lo ha dicho el ciudadano. Lo ha dicho el voto. Ya está dicho. Ahora le toca a ustedes, diputados, cumplir con el mandato del voto. Sin pausas.

¿Quieres saber más de Eladio?  Captura de pantalla 2013-10-16 a las 23.55.05

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s