La jaula de los Presupuestos

Captura de pantalla 2013-10-16 a las 23.55.05

Sí, aunque parezca mentira, aunque se vayan a celebrar elecciones generales, aunque se mande a este Gobierno al infierno, el señor Rajoy ha dicho que dejaba los Presupuestos aprobados y lo ha hecho. Y punto. Y si luego gobierna otro… que se busque la vida. Una prueba más de que están acongojados ante la presencia de las urnas. Si por ellos fuera, seguro, posponían las elecciones sine die.

Y llegó la Comisión Europea (CE) y ha publicado algunas reservas sobre los Presupuestos españoles para el próximo año. Que no le cuadran los números. Que el déficit público para España, marcado por el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, es del 4,2% para este 2015 y del 2,8% para el próximo 2016. Y ni con cola se consigue, dice la CE. Porque los números de la Comisión referentes a España cambian bastante. Porque el déficit público para el próximo año 2016 lo cifra en -3,5%, siete décimas por encima de lo estipulado. Y la Deuda Pública se va al 99,5% y el crecimiento del PIB será del 2,7 y no del 3 como apunta el gobierno. Baile de cifras. Juego de números. Total, que habría que sumar 10.000 millones de euros al agujero de más de 70.000 millones previstos por el gobierno de Rajoy. No se entiende nada. O casi nada. Por algo los responsables económicos actuales, al menos algunos, están que arden sin echar humo. Y, claro, como el jefe supremo, el ministro De Guindos, se va el 20 de diciembre, aunque gane Rajoy, pues nadie impone la realidad al presidente. Que los números le da igual. Lo que quiere es ganar las elecciones y seguir gobernando, o como se llame esto.

Que es puro electoralismo lo ve toda Europa. Y la Comisión, más. Por eso esgrime muchas razones para justificar su no creencia en los presupuestos españoles. Señala que el crecimiento de la actividad económica y del empleo es menos optimista que la del Gobierno: 2 y 3 décimas menos para los años 2015 y 2016 respectivamente. El crecimiento del empleo una décima menos en 2015 y 4 décimas en 2016. Será débil el impacto de las medidas en materia fiscal y de Seguridad Social, lo que reducirán en 3 décimas los ingresos en las arcas públicas. Y como final duda de la capacidad de Ayuntamientos y CCAA para compensar la caída de ingresos fiscales. Y mucho peor si se da el nuevo escenario político, con nuevos actores y nuevas alianzas.

Los Presupuestos aprobados, si luego gobierna otro… que se busque la vida. i.

Los Presupuestos aprobados, si luego gobierna otro… que se busque la vida. i.

Total, que la Comisión quiere un nuevo proyecto. Que esperen sentados. Se han aprobado en el Congreso. Se van a disolver las Cortes. Veremos quienes vuelven a ocupar sus asientos. Habrá nuevo Gobierno por Navidad. Un poco después. La Comisión que se olvide. De Guindos no responde. El próximo ministro será quien pondrá la cara para que se la pongan colorada. ¡Vaya comienzo! Le exigirán nuevos recortes. A pasar por el aro.

La crítica mayor de la Comisión permanece, no obstante, en la penumbra. España no solo no va a acercarse en lo más mínimo al objetivo que plantea el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de reducir el déficit estructural hasta un máximo del 0,4% del PIB, sino que marcha en dirección contraria, hacia un aumento del déficit estructural estimado en 2014 (1,8% del PIB), que aumentaría en 5 décimas en 2015 y en otras 2 décimas en 2016, para acabar situándose en el 2,5% del PIB. La economía española está aprovechando unos factores de crecimiento de carácter coyuntural (reducidos precios del petróleo, depreciación del euro y bajas tasas de interés, entre otros) para disminuir el déficit de sus cuentas públicas, pero pierde o desprecia la oportunidad de abordar los desequilibrios que son generados por una estructura fiscal inadecuada.

Con todo esto la credibilidad de la economía española está en entredicho. Las políticas de austeridad no han dado los resultados deseados. La prima de riesgo que bajó lo deseado durante estos años 2014 y 2015 ha vuelto a subir a partir de mediados de este año. Ya está en los 120. La gestión de la crisis no ha sido positiva. Ha sido insuficiente. La Comisión muestras las debilidades de la gestión del Gobierno de Rajoy. No se ha visto el éxito. España seguirá esperando. España espera un estadista. ¿Alguien lo conoce?

¿Quieres saber más de Eladio?  Captura de pantalla 2013-10-16 a las 23.55.05

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s