La ‘casta’ de los plumillas censura la Web

Captura de pantalla 2013-10-16 a las 23.55.05

Tanta crítica, tanta crítica, por fin alguien ha salido a defender la web de Carmena. Además de otros muchos a nivel personal. Pero esta es una institución. El sindicato de periodistas de Madrid (SPM). Cuántos dolores ha dado la Web. ¿Por qué? La presentación no fue la adecuada. Pero la reacción fue desmesurada. Por los serviles. Como siempre. Por la ‘casta’ periodística que no se resigna. Que quiere seguir dirigiendo, controlando y censurando. Para encauzar el tema ya la casta ha comido con la alcaldesa para marcarle las directrices. Causa asombro que Carmena caiga en los mismos errores que los anteriores alcaldes. Echarse en brazos de la aristocracia periodística. Para ella tiene.

Al menos la Federación de Sindicatos de Periodistas de España, el único sindicato profesional formado exclusivamente por informadores, ha difundido un comunicado de apoyo a la Web, a “Versión Original”, que se orienta en sentido estrictamente inverso a lo manifestado estos días por otras organizaciones como la Fape o la Asociación de la Prensa (APM). Entidades que vendrían a ser aquí –en este reparto de papeles– lo que la ‘casta’ es a la política tradicional.

¡Qué movida! Ni con Tierno Galván. Algunos edificios periodísticos han temblado. Los cimientos. Como los de ‘El País‘. Con editorial y todo. Hay que ver. Y a grandes ‘acontecimientos’ nacionales no le dedicaron ni una línea. Les ha molestado. Supongo que por no contar con ellos. Que no hagan ellos la web del Ayuntamiento. Así controlarían más. Así desinformarían más.Vaya ‘Caño’ que han metido. Y viene todo esto por la web que ha montado el Ayuntamiento de Madrid, “Versión Original”. Como la serie. Para desmentir, rectificar o matizar algunas informaciones de los medios que se consideren erróneas. Lo de toda la vida. Y aparecen algunos medios centralistas y ponen el grito en el cielo. Aparecen algunos periodistas (o seudo, de la caverna) y se molestan. ¡Anda ya! Vosotros sois los censores, fieles servidores del poder y del patrón (con dignas excepciones).

Y reciben la ayuda de ciertas asociaciones profesionales. Oiga, pero ustedes ¿a quiénes defienden? ¿A quién representan? ¿A la verdad informativa o a los poderosos medios? La FAPE (Federación de Asociaciones de Prensa) o como se llame, quiere cerrar el campo. Prohibir el derecho a equivocarse. Lo que la prensa ha defendido siempre. Pues estos prebostes de la manipulación censuran la creación de la web. Se censura cuando se impide divulgar un hecho cierto, porque lo impide el poder o el Estado. Una información no veraz sencillamente se desmiente. Así de fácil. Así de sencillo. Oiga, además no es obligatorio meterse en la web. Que a nadie se obliga a leer lo ahí publicado. Y como les parece poco su metedura de pierna se alinean con Esperanza Aguirre. ¡Olé! Tres veces. La reina de la manipulación. La reina del control político en la televisión pública (la ruina de Telemadrid). Ya sabemos de qué mano van. Quiere un pleno urgente. Que “Versión Original” no, que ella, Espe, no la puede controlar. Que sus esbirros siguen el Telemadrid y hasta que no los expulsen no puede contar con ellos. Que, si acaso, cuando ella, la Espe, sea alcaldesa ya la montará. A su imagen y controversia. Eso. Que de ello sabe más que nadie. Pues ¡ale! La FAPE con la Espe. Elsa y Espe. Tal para cual.

Tal vez esta iniciativa se agradecerá con el tiempo. La prensa facha queda en evidencia. Estará a favor de la prensa libre. Y de paso Carmena opinará lo que le venga en gana. Con libertase. Con derecho, que lo tiene. Y esos periodista en ‘posesión de la verdad’ deberán aceptar que otros opinen. Vosotros, seguid insultando. Si la Comisión Europeatiene un web de desmentidos por qué no el Ayuntamiento de Madrid. ¿O no? ¿Quiénes somos los periodistas para prohibir ninguna web? Ni de ayuntamientos, diputaciones, autonomías o privadas. No somos nadie. Pero sobre todo esos manipuladores, que son los que protestan. Siempre los mismos. Los más serviles. Los más sesgados. Se ha hablado de “web antiperiodistas”, “halo de censura”, “caza de brujas”,… más, más. Siempre las vírgenes más ofendidas son las menos vírgenes. O sea. Las más zorras. Algunos no saben vivir sin que ellos censuren y ‘corrijan’. Sin que ellos decidan. Algunos deberían clavarse la lengua con la pluma. Sería un descanso para el ciudadano. Un riego veraniego para la verdad. Un riego para la libertad. Aunque sea la de información.

¿Quieres saber más de Eladio?  Captura de pantalla 2013-10-16 a las 23.55.05

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s