Lecturas de invierno/primavera

Anagrama

PeterILUNo tienen que llevarse mal la literatura y el cine. Al contrario. Hace un año se estrenó la adaptación al cine de Las dos caras de enero (The two faces of january, Hossein Amini, 2014). Con tal motivo, Anagrama reeditó, dentro de la colección Compactos, la novela de Patricia Highsmith en la que se basaba. O sea, una buena noticia. Tiramos poco de clásicos, y estas reediciones consiguen que caigan en nuestras manos con algo más de facilidad.

El relato no es de los que cambian la visión del Universo del lector. A cambio, eso sí, le hace pasar un rato estupendo. Cómo dominaba la autora texana los personajes retorcidos, los triángulos sobrevenidos (evidentes ecos de Tom Ripley) y la gestión de las más aviesas intenciones. Y si es con estadounidenses danto tumbos por Europa -Grecia, en esta ocasión- mejor que mejor.

Una más que recomendable lectura.

LAS DOS CARAS DE ENERO (The two faces of january)

Patricia Highsmith

Anagrama. Barcelona, 2014 (publicado originalmente en EEUU en 1961) 304 páginas

PVP: 9’90 euros.

Círculo Rojo

Sigamos con las buenas noticias. Que jóvenes periodistas, tan solventes como Alberto Lardíes -síganle en Vozpopuli, fue el primero en saber de la destitución de Pedro J. Ramírez como director de El Mundo– se animen a probar con la literatura forma parte de esa clase de nuevas. El problema surge cuando el resultado queda muy por debajo de lo loable del propósito. Es el caso, por desgracia, de Los papeles de Barrabás.

¿Qué tenemos? Un thriller en torno a los turbios manejos de un político, que se llevan por delante la vida de un juez. Una sobrina deseosa de saber la verdad y un detective cuyos servicios son contratados al efecto de averiguarla. Si nada de lo hasta aquí expuesto le resulta original es por una razón muy sencilla: no lo es. Pero eso tampoco debería ser un problema. Es aquí cuando entramos en terreno muy pantanoso. Porque, si el “qué” de esta novela no puede despertar un gran interés, el “cómo” termina de arruinar toda la experiencia lectora. Los papeles de Barrabás habría necesitado de toneladas de sentido del humor para llegar a buen puerto. Algo tiene, pero ni mucho menos lo suficiente. Entendemos a Lardíes: imitar el estilo de un Eduardo Mendoza sin conseguirlo puede constituir un gran patinazo. Pero no muy distinto del de jugar a ser Raymond Chandler. El personaje protagonista es un detective privado tan atiborrado de tópicos que es imposible tomar en serio. Es un Sam Spade castizo que obligatoriamente recuerda al Germán Areta que inmortalizó Landa en los dos “cracks” (1981 y 1983) de Garci. Algo de esas memorables películas fluye por toda la novela: el taxista aficionado a sentar cátedra resulta muy similar a aquel inolvidable peluquero amante del boxeo y enamorado de Nueva York. Pero lo que ahí salía natural, aquí aparece enormemente impostado.

El último efecto que querría tener esta crítica es que Lardíes dejara de escribir. La próxima será mejor. Y estaremos aquí para contarlo.

LOS PAPELES DE BARRABÁS

Alberto Lardíes

Círculo Rojo. Almería, 2014. 206 páginas

PVP: 12 euros.

Antena 3

Fuera prejuicios. Las novelas de Bridget Jones son divertidísimas. También para los varones heterosexuales. Cabía, con todo, una ligera prevención. ¿Mantendría el tono Helen Fielding transcurridos catorce años desde su última incursión en el personaje? La respuesta, por fortuna para todos, es un claro y rotundo “sí”.

La británica le echa un par; situando a su celebérrima creación cuatro años después de haber quedado viuda de Mark Darcy. Es un osado salto; a fin de cuentas, acabar feliz junto a él había sido el hilo conductor de las dos novelas anteriores. Le deja, eso sí, con dos hijos. En efecto, Bridget ya no es la treintañera soltera que busca el amor de su vida. Es una madre tardía, que frisa el medio siglo pero que, para deleite del lector, sigue siendo un auténtico desastre. Y eso desencadenará un sinfín de carcajadas.

Fielding está en plena forma. La literatura humorística es terreno peliagudo que ella pisa como nadie. Lejos de resultar trillado, el formato “diario” le permite avanzar en el relato con agilidad y dar efectivos golpes de humor. Aquí, Bridget Jones inicia una relación con un chico joven, adapta para el cine clásicos del teatro nórdico y se abre paso  a trompicones en las redes sociales. Y en todos esos palos resulta divertida.

Yo ya pienso en la película. Por favor, que vayan trayendo la antigua cara de Renée Zellweger.

BRIDGET JONES: LOCA POR ÉL (Bridget Jones: Mad about the boy)

Helen Fielding

Planeta. Barcelona, 2013. 380 páginas.

PVP: 19’90 euros, 9’99 (e-book).

Anagrama

Al fin, David Trueba. Seis años es una espera muy larga después del merecido impacto causado por Saber Perder (2008). Blitz es una novela que llama la atención “al primer toque”. ¡Dios mío, es casi un tríptico! ¿Sólo 168 páginas? ¿Con dibujos, además? ¿Qué pasó con el narrador prolijo de aquella fantástica novela previa? Simple y llanamente: se ha centrado en una historia que requería mucho menor desarrollo. Así que dejemos lo anecdótico y centrémonos en lo mollar.

Como casi siempre en su autor –ya se nos presente como cineasta o literato- en Blitz encontramos a un protagonista desorientado. No es para menos: de congreso junto a su novia en Múnich, ha sido abandonado por un SMS aparentemente accidental con el que la chica se comunicaba con su amante, para más inri, su anterior compañero. Así las cosas, Beto -30 años, arquitecto que sobrevive en un gremio particularmente castigado por la crisis- vaga por la metrópoli alemana. Podría contarles más, pero creo que les haría flaco favor. De hecho, ya se ha desvelado más que suficiente.

Sin ser una obra redonda, está tan maravillosamente bien escrita que sería un error desdeñarla o, no digamos ya, perdérsela. Hay sexo, descrito con cierta crudeza. Muy buscada, por otra parte. Se trata, no diremos más, de darle una vuelta de tuerca a El Graduado y desproveerla de erotismo. Ahí reside parte de su encanto. La novela tiene dos partes diferenciadas que la condenan a la irregularidad. Todo lo que sucede lejos de Munich es un mero trámite hacia el desenlace. Desentona con el resto del relato. Pero, qué demonios, todo él se lee en dos horas.

Excelentes ilustraciones de Berta Risueño.

PD: Por una vez, no sea curioso. Si no maneja el alemán, no corra al diccionario a buscar qué significa “blitz”. Es mejor que Trueba se lo cuente al final de esta novela.

BLITZ

David Trueba

Anagrama. Barcelona, 2015. 168 páginas.

PVP: 16’90 euros. 10’44 euros (e-book)

Cinemanía

Diane Keaton escribe como se viste. Lo que en tiempos de Annie Hall quedaba gracioso puede resultar frustrante, negro sobre blanco, en unas memorias. ¡Qué caos, Dios mío! Escriban ellos de su puño y letra, o sean objeto de estudio por un historiador o periodista, los relatos de la vida de las grandes estrellas del cine se detienen con gran detalle en unas infancias, desarrolladas en ignotas localidades periféricas, de dudoso interés para el lector europeo que busca conocer entresijos, sí, pero de los rodajes y de la vida profesional. Sin escatimar en chismorreos ni maledicencias, faltaría más.

Sin orden cronológico definido ni demasiado gusto por el rigor, Keaton –una de las más fascinantes figuras del cine estadounidense de los últimos 45 años- va y viene a lo largo de su carrera y de su vida –romances conocidos con Woody Allen y Warren Beatty se suman a otro hasta ese momento desconocido, con Al Pacino, de madurez, durante el rodaje de El Padrino III en Italia, el episodio terrible de su bulimia- sin concentrarse demasiado en ningún aspecto. Al final, alguna se cosa se saca en claro. E incluso se lleva uno a la buchaca alguna anécdota divertida –“bonitas tetas”, fue todo lo que le dijo Marlon Brando en el rodaje de El Padrino– Pero poquito más.

Excelente actriz, Diane Keaton ha desarrollado una carrera de una solidez que muy pocas mujeres de su generación pueden acreditar. Es una pena que sus memorias no hayan estado a la altura. Siempre nos quedarán las películas.

AHORA Y SIEMPRE (Then Again)

Diane Keaton.

Lumen. Barcelona, 2011. 288 páginas

PVP: 20’90 euros. 13’99 euros (e-book).

 ¿Quieres saber más de Peter FallowPeterILU

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s