La urna de San Bienvenido (notas apresuradas de las elecciones andaluzas)

  1. PeterILU

    Susana Díaz obtiene una importante victoria. Adelantó las elecciones en una arriesgada jugada. Y le ha salido bien. La victoria del PSOE andaluz, liderado por Susana Díaz, presenta dos datos muy subrayables. El primero es que pasa a ser la fuerza más votada, después de haber perdido las elecciones de 2012. El segundo es que lo hace con el mismo número de escaños que en aquel entonces, 47. Se ha quedado a 8 de la mayoría absoluta, pero ha rebasado las encuestas más optimistas. Que el PSOE gane unas elecciones ya es noticia. Díaz no debería precipitarse. Lanzarse ahora a la yugular de Pedro Sánchez no sería bueno para nadie en el partido. Se ha impuesto en algunas ciudades que son feudo tradicional del Partido Popular (PP). Ahora le tocará gobernar. En principio, hacerlo en minoría con pactos puntuales es lo más cómodo. Y lo tiene fácil. Un buen escenario. Con permiso de la juez AlayaDe cara a mayo… En principio, las perspectivas serían halagüeñas en los municipios andaluces. Pero dentro de dos meses el partido se juega en la mayor parte de autonomías y en todos y cada uno de los pueblos de España. Ferraz podría dejarse llevar por la euforia y vivir un espejismo. Nada indica que el buen resultado andaluz vaya a tener el menor reflejo fuera. El PSOE empieza el duro año electoral en su mejor territorio. Supone un arranque dulce. Pero también quema muy pronto su mejor cartucho.

  2. El PP cosecha una severa derrota. Los números son muy tercos. Pasar de 1º a 2º es malo de por sí. Hacerlo dejándose medio millón de votos, 17 escaños y 14 puntos porcentuales es una hecatombe. No, no era Juanma Moreno un buen candidato. Y, sin embargo, ha hecho una buena campaña, al contrario que Susana Díaz. Pero no ha tenido el mejor efecto electoral. Lo normal sería que Génova tomara muy buena nota. El camino de cara a las próximas citas electorales puede ser muy accidentado. Al contrario que el PSOE, el PP ha tenido que afrontar primero su peor escenario. Lo más lamentable es, quizá, que la (inútil) victoria de 2012 no sea más que un espejismo. Los populares estarían condenados a la oposición vitalicia en la región más poblada de España. Yo dejaría en su puesto a Moreno. Si algo demostró en los debates es que se crece cuando tiene a Díaz delante. En principio, le aguardan cuatro años de enfrentamientos semanales en el parlamento andaluz. (El líder popular no ha sido diputado en esta última legislatura). Quizá pueda construir desde ahí una alternativa sólida a un socialismo andaluz que para entonces tendrá 37 años de gobierno a su espalda. Se dice pronto. De cara a mayo… Algo bueno tiene para el PP esta noche. Es muy difícil que la del último domingo de mayo vaya a resultarle peor. Es lo que tiene lo diverso de la próxima cita electoral. Con todo, no debe perder de vista algunos datos relevantes, como los resultados de determinadas capitales, antes propicias, que dibujan un mapa de gobierno local harto complicado. PD: ¿Alguien ha visto a Pedro Arriola?
  3. Podemos no es flor de un día. Podemos ha obtenido un excelente resultado en las elecciones andaluzas. Y negarlo no conduce a nada. Desde la inexistencia, se plantan en el parlamento regional con un solidísimo grupo de 15 diputados. Otra cosa hubiese sido un imposible. Como bien le he escuchado a Íñigo Errejón en La Sexta, la formación (¿ultra?)izquierdista competía contra la historia electoral andaluza, no contra las encuestas. En ese estado de cosas, irrumpir con ese músculo en Sevilla es una proeza. (Hablar de la bisoñez intelectual de su candidata, Teresa Rodríguez, sería harina de otro costal). Como el PP, iniciaba el tour electoral en la plaza más ingrata. Y ha aprobado el examen con altísima nota. Nos guste o no. Toca tentarse la ropa: si en una región poco permeable a sus postulados, con un PSOE y una Izquierda Unida sólidamente implantadas, han tenido ese resultado… ¿qué no conseguirán en territorios más propicios? De cara a mayo… Las informaciones que unen a Podemos con Venezuela no parecen haber hecho demasiada mella en el electorado. Si se quiere luchar contra la formación de Pablo Iglesias habrá que hacerlo de tú a tú, debatiendo sin cortapisas. Los escudos en forma de Carlos Floriano o Arenales Serrano se han demostrado inútiles. Podemos ha venido para quedarse. (Al menos cuatro años). Y lo veremos en la mayor parte de ayuntamientos y parlamentos autonómicos en mayo. Y no, no me gusta la idea. Pero eso no me impide ver la realidad.

    urna

    Javier Santos

  4. Es la hora de Ciudadanos. Mucho de lo dicho sobre Podemos valdría con Ciudadanos. Su resultado andaluz es espléndido. Si hace dos meses nos lo dicen, no lo hubiésemos creído. El asalto de Albert Rivera a la escena nacional será estudiado en el futuro. Están aquí: son los descontentos con los actuales modos de la política que quieren sacar la escoba sin barrer por el camino los cimientos de la España democrática de 1978. De momento no sabemos dónde está su techo. Y a ocho meses (mínimo) para las elecciones, eso es mucho decir. De cara a mayo… El nuevo centrismo español va a estar muy presente. Será especialmente interesante ver en qué medida llegará en los feudos más importantes del PP. Algo está cambiando en la manera de cambiar. Mucho ojo.
  5. IU resiste… que no es poco. El principio de los vasos comunicantes dejaría pocas esperanzas de vida a IU. Si Podemos irrumpe con esa fuerza, tiene que ser obligadamente a su costa. La coexistencia no sería algebraicamente posible.Y, sin embargo, la coalición que desde hace 29 años cobija al histórico Partido Comunista de España seguirá existiendo en Andalucía durante la próxima legislatura. Lo hace, eso sí,dejándose un buen girón de piel en el camino: la mitad de sus votos y puntos porcentuales y siete de sus antiguos doce diputados. El comunismo educado de Antonio Maillo no ha seducido al electorado. Pero ha sobrevivido. Y no es poco. De cara a mayo… Alerta roja en la calle Olimpo. La fuerza de Podemos puede ocasionar daños mucho mayores que en Andalucía. La desaparición en importantes ayuntamientos y parlamentos regionales flota en el ambiente. No, no se acercan buenos tiempos para IU.
  6. Últimas notas extraparlamentarias. Si un partido debe tomar nota de lo sucedido esta noche en Andalucía ése es Unión Progreso y Democracia. En un ejercicio libérrimo, la formación decidió desoír –con cierta ampulosidad, incluso- el nítido mandato que le llegaba desde su electorado: confluir en el formato que fuera con Ciudadanos. Las consecuencias se han visto con igual nitidez. Allá Rosa Díez con su conciencia. Pero UPyD camina directamente hacia la desaparición. ¿Va a protagonizar una larga agonía de aquí a final de año, con dolorosa parada en mayo? Hay esperanza. Frente a la grotesca salida de su diputado Carlos Martínez Gorriarán –en verdad indigna- otro de los cinco representantes del partido en el actual Congreso, Álvaro Anchuelo, ha tenido una reacción sumamente atinada. Quizá sean esas tesis las que se impongan. Ojalá.

Asombra que el Partido Andalucista siga existiendo. Van ya las terceras autonómicas en las que se queda fuera. Y qué decir de Vox. El fracaso de la formación derechista es de los que hacen época. Menos del 0’5% del voto. Como para disolver hoy mismo. Sus números en territorios tan aparentemente favorables como Sevilla capital hablan por sí solos. Habrá qué ver qué le deparan las municipales en ciudades como Madrid o las capitales de Castilla y León. Pero hoy por hoy, el veredicto andaluz es inapelable: los de Santiago Abascal no tienen sitio. El votante del PP prefiere quedarse en casa antes que apostar por su papeleta. Poco más que añadir.

 ¿Quieres saber más de Peter FallowPeterILU

Anuncios

2 pensamientos en “La urna de San Bienvenido (notas apresuradas de las elecciones andaluzas)

  1. Si el votante del PP prefiere quedarse en casa es porque en muchos casos desconoce la existencia de Vox, y por lo tanto sus planteamientos políticos. La omertá mediática decretada por Moncloa, que llega al punto de que Sorayita descuelga el teléfono en cuanto se entera de que un miembro de Vox va a ir a una tertulia de un medio de comunicación de ámbito nacional. Demasiado está logrando Vox teniendo en cuenta que únicamente tiene presencia en medios como Intereconomía o Libertad Digital. Si Vox saliera en TeleCinco, La Sexta o cualquier otra cadena de ámbito nacional la mitad de veces que ha salido Podemos o el propio C’s, habría que ver cual habría sido su resultado. Lo que está claro es que no se puede permitir que la derecha sociológica tenga el voto cautivo en un partido que ha desertado de representarla.

    • Buenos días, el autor del artículo al aparato. Sí, sin duda tiene usted razón en que Vox tiene poco eco mediático, pero creemos desde aquí que sí tiene el suficiente como para considerar su resultado un fracaso sin paliativos. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s