Qué patético presidente tenemos

Captura de pantalla 2013-10-16 a las 23.55.05

¡Aleluya! Terminó el debate. ¡Aleluya! Terminó la farsa. Porque estarán conmigo en que este debate ha sido una farsa. ¿Debate del ‘Estado de la Nación’? Nunca se nota. Debaten sus rollos personales. ¿Para qué sirve? Para nada. Bueno, sí. Para que sus señorías cobren dietas, la mayoría se den un paseo por Madrid, hagan sus negocietes y visiten a sus queridas. Para eso sí hacen tiempo. Se lo roban a su presencia en el hemiciclo y, de paso, desprecian a las minorías.

Por fin ha terminado el debate. El último. Dicen que el último del bipartidismo. Y con deseos bastante mal intencionados, con el “no vuelva usted por aquí”. A ver si hay suerte y la mayoría no vuelve, incluido el autor de la frase, que, seleccionado Aznar, ha llegado a presidente. “Usted no llegará a presidente, señor Sánchez” le espetó el presidente Rajoy. Un poco de humildad presidente, porque si ha llegado usted a presidente del gobierno ya puede llegar al cargo cualquier españolito. Al “no vuelva usted por aquí” habrá que contraponer el “váyase señor Rajoy” a imitación de la ya conocida frase “váyase señor González” que su mentor Aznar utilizó para acosar y derribar el gobierno socialista.

Qué patético presidente tenemos

i.

Todos los ciudadanos pudimos ver la pérdida de papeles del presidente ante el discurso del Jefe de la oposición, Pedro Sánchez. Parece que no le gustó al presidente que le nombrara a Bárcenas. Fue como nombrarle a la bicha. “Yo soy un hombre limpio, -dijo Sánchez-, y usted está unido, y pasará a la historia, al nombre de Bárcenas y jamás será creíble en la lucha contra la corrupción”. ¡Toma ya! Y el presidente perdió los papeles y le salió toda su ira para destrozar a Sánchez. Y eso que no le nombró el reparto de sobres de Génova, ni el dinero negro del PP, ni la Púnica, ni Gürtel, etc., etc. Menos mal. Sino estaría todavía hoy echando pestes por su boca de gallego faltón.

Pero falta lo peor. Lo peor es que toda la gente del partido haya salido a defender a su presidente. Vasallaje puro. Defensa a ultranza del presidente y, de paso, defiendo mi puesto en el partido o en el gobierno, que quedan solo diez meses. Agarrarse al cargo y exprimirlo que después vendrán los de la calle y nos echarán. Esa frase lo define, señor Rajoy. No tiene nivel para ser presidente del Gobierno del ningún país. Al menos del mío, no.

“No vuelva usted por aquí. Usted es patético”. Queda definido, señor Rajoy. Usted es el patético. Y no vuelva por el Congreso. Váyase a hacer la ronda por Pontevedra.

¿Quieres saber más de Eladio?  Captura de pantalla 2013-10-16 a las 23.55.05

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s