Redefinir el terrorismo

IdoILUok

La marcha de hoy en París no es una jornada cualquiera. La tildan de histórica, 1,5 millones de personas han salido a las calles de París para reforzar los pilares de la República francesa: libertad, igualdad y fraternidad. Histórica lo está siendo, en pocas –por no decir ninguna- hemos sido testigos de ver cómo todos los gobernantes europeos, entre ellos David Cameron, Matteo Renzi, Angela Merkel y Mariano Rajoy, así como representantes de Turquía, Israel y Palestina, acudían a una manifestación por los actos terroristas que se han vivido estos días atrás en la capital europea junto a Francois Hollande. Hasta el Fiscal general estadounidense, Eric Holder, discurre por las calles parisinas.

Hito, porque jamás tanto mandatario se había prestado a deambular por las aceras de las capitales a pecho descubierto.

España ha vivido el terrorismo de ETA –en todas esas ocasiones sí se contó con la representación francesa- pero, por parte de los principales países el gesto quedó en comunicados o misivas con la oferta de su colaboración, dando el pésame al país y a las víctimas.

El 11-M atrajo todas esas miradas al país, después del 11-S en EEUU el mundo observó atónito las secuelas de una intrusión de occidente en oriente, sin que los dirigentes se percatasen que aquello sería abrir la Caja de Pandora de la Yihad. A nadie el gusta que en su casa le impongan lo que tienen qué hacer o pensar, y mucho menos, en quién o qué tienen que creer.

En tierras americanas sí se percibió la unión del mundo en contra de la barbarie. Ahí comenzó la fraternidad.

Pues bien, lo de la marcha de hoy es una muestra del miedo que los mandatarios europeos mantienen ante la posibilidad de una nueva guerra que se les escapa de las manos. Los métodos del terrorismo han cambiado y la sociedad es consciente. La pregunta es si la ciudadanía y los gobiernos occidentales están preparados para afrontar el futuro inminente, esta nueva realidad.

Las guerras ya no se batallan cuerpo a cuerpo, ni siquiera con misiles que destruyen ciudades y acaban con la vida de millones de personas. Ahora las batallas son inmolaciones al azar a edificios representativos, medios de transporte, lugares de culto y hasta a los medios de comunicación.

Sun Tzu afirmaba en El Arte de la Guerra que “el supremo arte de la guerra es someter al enemigo sin luchar”. Y esto lo hace a la perfección el terrorismo yihadista.

En el siglo XXI las potencias se unen de verdad –o eso parece- en contra del terrorismo yihadista, ahora sí es un problema de todos, ha dejado de ser de corte nacionalista -como el del IRA o ETA- para involucrar a los principios ilustrados franceses que se comparten en occidente. Prueba de ello es la marcha en París y la reunión previa de los ministros de Interior y el Fiscal general norteamericano para que la Unión Europea refuerce el control de internet y de las fronteras para controlar el tráficos de los extremistas islámicos.

En esta nueva era de terrorismo no se puede esperar a que la educación, la cultura y civismo germine en las escuelas o en las casas, como antaño. Ahora, los terroristas no quieren jugar a entrar en política ni siquiera a discutir sobre religión.

Ahora bien, “cualquiera que pueda ser definido puede ser vencido” –Sun Tzu- habrá que dedicarle tiempo a saber cuál es el origen y porqué real de todas estas atrocidades que acaban con la vida de centenares de personas en nombre del Islam y ponerle solución sin guerras de por medio.

Hay que definir de nuevo el terrorismo.

Def Terrorismo

i.

 

 

¿Quieres saber más de Idoia CampoIdoILUok

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s