Universos paralelos

NEREA DOLARA

SPOILER ALERT. Así en mayúsculas y al principio. ¿Por qué? Voy a hablar de una nueva serie, una pequeña gema por descubrir (sólo ha emitido dos episodios) en esta era de tanta, tanta, televisión de prestigio. Y por qué advierto si casi no ha pasado nada, porque esta serie no sólo depende de su trama sino de su estructura… y es mejor no saber nada antes de verla. Igual intentaré no revelar mucho de lo que pasa con Allison (Ruth Wilson) y Noah (Dominic West) “The Affair” es lo nuevo de Showtime, una serie discreta, intensa, compleja, terrenal, de los brillantes creadores de “En terapia”.

the-affairEn esta ocasión la pareja de escritores que conforman Hagai Levy y Sarah Treem se centra en la aventura que mantienen dos personas casadas durante un verano en Los Hamptons. Esto puede sonar simple, hasta con un toque de telenovela dependiendo del tono que se le dé. Pero es todo menos eso. Como sabemos por “En terapia” Levy y Treem son muy buenos generando estructuras narrativas originales (en ese caso un episodio cada día de la semana en que un terapeuta mantenía una sesión con un paciente diferente cada vez) y profundizando en los dramas de sus personajes… y también descubriéndonos el mundo del recuento en primera persona como algo cambiante y variable, dependiente de recuerdos, ideas y percepciones. En “The Affair” esto, la memoria de sus protagonistas, es el centro de la narración. Cada episodio tiene dos partes: una relatada desde el punto de vista de Noah, otra desde el de Allison. Ambos están siendo interrogados (no se sabe por qué) tiempo después del momento en que se conocen. La cuestión reside, el atractivo intangible, angustioso, seductor de la serie, en las mínimas (o mayores) variaciones que los dos relatos muestran. No sólo entre sí, sino entre lo que le dicen a quien les interroga y lo que recuerdan. Es un juego de percepciones y de omisiones que habla más de quién es cada uno de ellos a través de cómo recuerdan al otro. Sus memorias son un reflejo de sus miedos, sus debilidades, sus añoranzas… y también son ciertas para cada uno de ellos.

The.Affair.S01E01

No es que esta forma de contar sea nueva (“Rashomon” no te olvidamos) pero no deja de ser interesante cuando se plantea de esta forma serializada. El espectador asiste a dos relatos detallados de la misma historia y descubre las pequeñas o grandes variantes, las motivaciones tras las acciones de cada uno, el contexto de sus vidas, desconocido para el otro y visible para nosotros. Este no es la única virtud de una serie que, repito, es un regalo que habría que darse. West y Wilson son brillantes como esos personajes duales: el que ellos ven como sí mismos en sus recuerdos y el que el otro recuerda. Dos personas diferentes, ambas interesantes, diferentes, a veces opuestas, (lo mismo, pero con menos profundidad, ocurre con los esposos de cada uno: Maura Tirney y Joshua Jackson).

Con sólo dos episodios “The Affair” engancha. Sus personajes, cada uno en una situación de la que quiere escapar (en diferentes momentos de adultez, de dolor, de escapismo que vamos descubriendo en la medida en que cada uno cuenta su versión), fascinan por su tridimensionalidad, por sus secretos, por sus recovecos. La sensación al final de cada episodio es de desconcierto, de disfrute, de opresión… una sensación leve pero insistente, una sensación que repite escenas, miradas, detalles una y otra vez en la cabeza. Véanla. No digo más.

Un extra: la canción de los créditos es de Fiona Apple.

¿Quieres saber más sobre Nerea DolaraNEREA DOLARA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s