La venda en la herida

Captura de pantalla 2013-10-16 a las 23.55.05

Ya la puso nuestro flamante ministro de Economía, Luis de Guindos. La venda. Antes de que la herida sangre ya colocó la venda para prevenir lo que se avecina. Fue en la reunión del G20. Que la economía española no es inmune a la desaceleración de la eurozona, que al parecer ha sufrido un impacto tanto en los flujos comerciales como en las expectativas. Habló De Guindos y puso la venda. Sin pomada, para que se pegue. Pero ¿no hablaba nuestro ministro de crecimiento y de final de la crisis? ¿Cuándo lo dijo? Antes del verano. Sería para que el personal fuese contento y optimista de vacaciones. ¡Ya le vale al ministro!

Nuestro ministro de Economía ha perdido el rumbo. O antes del verano con su optimismo desmesurado o ahora con su pesimismo-realismo. Creo que lo perdió antes. Pero ya es tarde para poner la venda o paños calientes, como se decía no hace tantos años. Nuestro ministro de Economía ha perdido el rumbo y la realidad de la economía española. De quiebra. Experiencia tiene. “El principal riesgo que afronta España es lo que puede ocurrir en el entorno europeo”. Ahí vamos, ministro. Derechitos a la tercera recesión.

“La economía española no es absolutamente inmune a lo que ocurre en Europa”, dijo De Guindos al término de una reunión de dos días de los ministros de Economía y presidentes de los bancos centrales del G20. Se ha rebajado el crecimiento de la economía mundial del 2 al 1,8% a raíz ded las rebajas de la zona euro y de Japón. ¿Y España? Íbamos a crecer el 1,5%, o el 2%, o más, más…, casi el3% según pregonaban los voceros del régimen y el propio ministro de Economía. Tanto crecer….

De Guindos

La realidad es la realidad y no es lo que nos vendía el ministro antes de verano. Los despachos van por un lado y la calle y los ciudadanos por otro. O eso parece. Pues no se nota que el ministro maneje los datos reales de la calle. A lo peor el ministro confunde coyuntura y estructura. Hace tiempo que el ministro y, por ende el Gobierno, confunden la realidad. Ya ni el sector exterior, ni mucho menos el verano ha animado el consumo. Estamos en riesgo de deflación. O sea, de ruina. Lo repetiremos hasta el aburrimiento.

Recordamos de pasada cuando el ministro de Economía de España decía que los salarios en España no estaban bajando. La OCDE le ha recordado que bajar los salarios no es el camino para crecer, para mejorar la productividad, ni la competitividad, ni el nivel de vida de los ciudadanos. Ni siquiera el déficit público que tanto preocupa al Gobierno pero no hace nada por combatir el fraude fiscal. Ya, ya sabemos quiénes defraudan, claro. Llegado a este punto uno cree que el ministro solo se preocupa por estimular el bienestar de una minoría de ciudadanos, que son los mismos que doblan su riqueza. Esa minoría sí crece. Pero la mayoría de los ciudadanos van derechitos a la ruina con la ya visible tercera recesión.

¿Quieres saber más de Eladio?  Captura de pantalla 2013-10-16 a las 23.55.05

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s