Elegancia y despilfarro en Peeble Beach

KaramILU

¡Ay! Shaker, como seguro que andas un poco depre porque el verano se acaba, desde aquí vamos a intentar que el veranito se alargue un poco más. ¿Cómo? Contándote lo más llamativo que ha pasado durante este mes que nos hemos tomado de asueto.

Bien es cierto que durante estos 30 días pocas cosas suelen acontecer, y menos relacionadas con el mundo del motor. Sin embargo, desde hace 54 años, a mediados de agosto, la zona californiana de Peeble Beach, en Monterey, se viste de gala –más todavía- para recibir una de las muestras más representativas de coches clásicos: el Concurs d’Elegance.

Así, durante un fin de semana ‘largo’, los ricachones más ricos y lujuriosos, principalmente de Norteamérica, se juntan para mostrar al resto de plebeyos lo afortunados que son de tener en el garaje maravillas automovilísticas del estilo de Ferrari, Hispano-Suizas, Jaguar, Rolls-Royce… de todas las épocas y estilos.

Pero además de ser un compendio de exuberancia, el Concurso de Elegancia no es otra cosa que eso… un concurso. Así, para que todo el mundo se vaya contento, realizan hasta 21 categorías diferentes dependiendo del tipo de coche, de la marca, del país, del periodo histórico… porque no es lo mismo comparar un Hispano-Suiza de 1920 con un Ferrari de 1960, ¿no? Pero como todo en la vida, tiene que haber uno que destaque por encima del resto y ese es conocido como Best of show –el mejor de la muestra-.

El ganador de este año ha sido un Ferrari 375 MM Scagluetti Coupé de 1954, modelo propiedad de Jon Shirley, quien fue presidente de Microsoft en los 80 y director de la compañía hasta hace seis años.

GANADOR

Sin embargo, aunque este es uno de los momentos álgidos del concurso, el protagonismo lo comparte con las ya famosísimas subastas. Sí, porque cada día cientos de adinerados se ‘pegan’ por hacerse con modelos del estilo del Ford GT40 del 65, Lamborghini Countach o Ferrari 250 GTO del 62. Y precisamente este último modelo ha sido el coche más caro subastado, no sólo de esta edición, sino de todas las celebradas hasta el momento.

Y es que el deportivo italiano ha sido vendido por nada menos que 28,5 millones de euros -38,5 millones de dólares- en una puja organizada por Bonhams. En total se subastaron 745 vehículos, alcanzando un valor total de 303 millones de euros. Pero Shaker, no te lleves las manos a la cabeza ante tal suma de dinero, porque gran parte del mismo se destina tanto a obras de caridad como a organizaciones benéficas en ayuda de los demás.

FERRARI 250 GTO

Pese a que la muestra de Peeble Beach es mundialmente conocida por sus vehículos clásicos, en el club californiano también hay lugar para contemplar las propuestas presentes y futuras de las marcas… eso sí, Premium. Así, a modo de Salón del Automóvil del lujo, se pudieron contemplar unidades como el McLaren P1 GTR, Land Rover Range Rover Sport SVR, Bentley Continental GT3-R, BMW i8, las seis ediciones especiales del Bugatti Veyron denominadas Bugatti Legends junto al Veyron Grand Sport Vitesse 1 of 1, del cual sólo habrá una unidad en el mundo… y un largo etcétera que consigue que el resto de los mortales que amamos el mundo tache del calendario esos cuatro días para intentar irse de vacaciones y quedar aislado del mundo… que la envidia es muy mala.

 ¿Quieres saber más de Karam El ShenawyKaramILU

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s