El reflejo

GonzaloILU

Pedro Sánchez Castejón se levanta por la mañana, arrastra los pies hasta el baño, enciende la luz y se mira al espejo. Allí aparece Eduardo Madina. La historia se repite, en un sentido y otro, desde que ambos supieron que iban a luchar por la candidatura a Secretario General del PSOE, el partido que más tiempo ha estado en el poder desde la llegada de la democracia.

Es la primera vez que hay unas primarias para un cargo que, en cualquier otro país del mundo, significa bastante poco. No hay muchos lugares en los que los partidos políticos acumulen el poder que tienen en España. Ser el número 1 en el PSOE es controlar una estructura mastodóntica, influyente, capaz. Incluso en horas bajas.

“Es que los tres son socialistas”, justifica un tertuliano de La Sexta para aclarar las pocas disensiones en el discurso de los candidatos. En realidad todos ellos son socialistas, pues tienen carnet, pero el tercero en discordia, el profesor universitario Pérez Tapias, parece ir a otro ritmo, como si saber de su derrota le diese libertad. Mala cosa que solo sea libre el que se siente en inferioridad.

Socialitas

Los otros dos, Madina y Sánchez, Sánchez y Madina, hacen lo posible por no saltarse el guión de lo que marcaría un equipo de relaciones públicas. Llevan camisa clara, arremangada, pantalón vaquero, aire de juventud. Sí, ahora eso es un argumento. Mueven los brazos, enseñan un libreto, repiten eslóganes. Hablan de unidad aunque sea vox populi que por la espalda se están apuñalando, algo que les duele más a ellos que a nadie pues clavar la daga en el contrario es hacerlo en un semejante. No son el aparato, aunque la realidad, caprichosa, diga que si no lo fuesen no estarían allí. Su pasado les dibuja como cualquier cosa menos outsiders. En la política, especialmente en las primarias, tiene mucho peso la soledad. Hay mucha literatura sobre los mavericks.

“Es que los tres son socialistas”, se repite en la cabeza del espectador. Y también son republicanos Giuliani y Huckabee y son incapaces de ponerse de acuerdo en casi nada. La gracia, en realidad, debería ser esa. Que la militancia, como la población en unas generales, no tuviese que elegir entre productos iguales. ¿Qué más dará votar a uno u a otro si, según dicen, van a hacer lo mismo? Para eso, igual, lo mejor es no hacer unas elecciones sino contratar a un sociólogo que apunte qué candidato tiene más presencia.

Todo se ha convertido en imagen. Las propuestas brillan por su ausencia. El primer fin de semana, el de los avales, estuvo marcado porque un candidato quería saber quiénes habían firmado y de donde eran para así declararse lobo solitario. Dijo que era por la trasparencia, pero aún no se ha encontrado nada sustancioso en el dato. Ni en ese ni en ninguno. Hablan de ganar la batalla de las ideas, del socialismo de toda la vida pasado por el tamiz de, oh no, la juventud. Palabras y malabares, pues en realidad nada de eso le corresponde a un Secretario General, más implicado en las confecciones de listas que en la propuesta del partido.

El debate quedó bien, pues choca a cualquiera ver a tres personas hablando de política, o de lo que quiera que fuese lo que allí se debatía. En general estamos poco habituados al formato, así que cuando pasa aplaudimos el hecho mismo de su existencia, y no el núcleo de lo tratado. No se habló del paro. En España, año 2014. Pero fue un éxito porque la política ya no se trata siquiera de hablar de temas para cambiar la vida de la gente (no digamos ya de hacerlos) sino de gestos, artificios y minutos de televisión. Un debate, unas primarias… eso sí es cambiar el mundo.

¿Quieres saber más sobre Gonzalo?  GonzaloILU

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s