¿Llega el final de la crisis?

Captura de pantalla 2013-10-16 a las 23.55.05

Fiesta. Se acabaron las penas. Las económicas, me refiero. Porque, según los voceros gubernamentales, se ha terminado la crisis. Disfrutemos del final feliz. Y ¡viva La Pepa!

Ah, por Dios, que no vengan ahora ni Cáritas, ni UNICEF, ni otras organizaciones similares a aguarnos la fiesta. Ya hemos tenido bastante. Y el verano es para divertirse. ¡Viva la alegría!

Estamos en un punto que uno no sabe con qué quedarse, ni a quien creer. ¿Salimos de la crisis o no? Según los últimos datos oficiales del Ministerio de Trabajo el paro ha bajado más de 122.000 personas y la Seguridad Social ganó más de 56.000 cotizantes. El inicio del verano es bueno para el empleo, pero aún quedan 4,5 millones de desempleados. No se entiende muy bien el optimismo.

Según la opinión de economistas contrastados la crisis económica no ha terminado. Ni mucho menos. El crecimiento cayó en 2013 un 2%. Y dicen que estamos entrando en la segunda fase de la crisis, de la recesión (2014-2016). Ahí es nada. Que uno no sabe ya a qué dar crédito. Parece que algo se mueve en la economía. Algo, sí. Pero no tanto como nos venden los pregoneros del Gobierno. Se les nota demasiado sus embustes.

Hay datos sobre España que estremecen. A más de 2.300.000 niños españoles los envuelve el manto de la pobreza, el 27,5%. Demasiados. Y demasiada la desigualdad entre familias creada por la crisis y por la política económica gubernamental. Desde 2010 el gasto para la protección de la infancia se ha reducido más de un 14%. Fecha marcada a fuego: 10-5-2010. Más del 14% menos, que se dice rápido. Claro, hubo que salvar bancos quebrados, oligopolios y acreedores que no midieron el riesgo. A los niños que les den. Salvad la banca.

¿Llega el final de la crisis?

Pero no pasa nada. El Gobierno vende su éxito. ¿Qué éxito? Nadie lo sabe. Solo ellos. Al menos el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que se ha olvidado de sus raíces, hijo de emigrantes, para largar peyoratas contra quienes osan dudar o negar la recuperación. Ahí está él para distorsionar cualquier realidad y vender lo invendible. La recuperación. Han recortado los salarios, aumentado los impuestos, destrozado los servicios básicos como sanidad y educación, desahuciados a miles de familias. Pues nos venden la recuperación. Bien señor Montoro. Véndanos su sonrisa, que con eso se come. Ayude a las élites, que ellas le recompensarán. A las familias, que les den.

Algo se mueve, sí. Pero no tanto. La agencia de calificación Fitch ha revisado al alza las previsiones de crecimiento para España. Un 1,2% para el 2014 y un 1,5% para el 2015. El crecimiento de la economía, dice Fitch, “es más fuerte de lo previsto”, aunque sigue siendo “frágil”.

También subraya que ha caído la inversión un 0,6% tras haber crecido los dos últimos trimestres. Y que las exportaciones también han caído un 0,4%. Todo junto reflejan, dice Fitch, “la debilidad de la recuperación”.

Ahí vamos. Creer o no creer. ¿Al Gobierno, a Fitch, a los economistas? Parece que algo se mueve en la economía española, pero lento. La duda es si el movimiento es hacia adelante o hacia atrás. Esta es la cuestión.

¿Quieres saber más de Eladio?  Captura de pantalla 2013-10-16 a las 23.55.05

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s