Lucha de clases, no lucha de sexos

Captura de pantalla 2013-10-16 a las 23.55.05

En las pasadas elecciones europeas la campaña se basó en discutir sobre el ‘machismo‘. Que lo dijo Cañete, sí. Que lo aireó Valenciano, sobre todo. Que Rubalcaba, -adiós don Alfredo-, falto de pensamiento se subió al carro, también. ¡Vaya mierda (con perdón) de campaña! De ambos -dos partidos mayoritarios o bipartidistas. Fracaso. Equivocación. En estas elecciones lo que la sociedad española ha demostrado es que pasa de la lucha de sexos. Pero no pasa de la lucha de clases. Aquí está la ‘madre del cordero’ que ningún ‘cortesano-tertuliano’ quiere nombrar. Están muy a gusto comiendo el cordero en la corte.

Rubalcaba -adiós don Alfredo- se va con dos años de retraso. Él, vampiro de la vieja escuela, no se ha movido bien a la luz del sol. Prefiere las sombras y las alcantarillas. Ha ido engañando y confundiendo a sus propios seguidores. Que lo dejo, que lo preparo para vosotros-as, que sigo, que no sigo. Lo cierto es que el murciélago Rubalcaba ha ido alargando los tiempos para llegar, -esa era su pretensión-, a la próximas elecciones generales como cabeza de lista. Era su trama. Su sueño era ser presidente. Sí, como lo leen. División del voto entre muchos partidos (ejemplo las europeas) y ‘yo presidente’ -pensaba- de una coalición de tres o más partidos. A la vieja usanza italiana. La lucha de clases lo ha mandado para casa. Pero no del todo.

Lucha de clases, no lucha de sexos

i.

No del todo. O nada. Desde su cueva de tierra quiere dejar nombrado al heredero-a. Quiere manejar el futuro. Quiere dirigir en la sombra, donde mejor se encuentra. Se va para quedarse. Y cual murciélago saldrá a inspeccionar sus posesiones a la luz de la luna nueva. O sea, en la oscuridad, donde él maneja los cables de las decisiones y del chantaje. Tipo enigmático donde su puesto habría estado en el espionaje del CNI. Tipo herencia de José Luis, al que nunca sabrán agradecer los del PP la herencia que les dejó. Rubalcaba es a Rajoy lo que Fraga fue a Felipe. Los mejores opositores para permanecer en el poder. Pero se han olvidado de los ciudadanos. Se han olvidado de la lucha de clases.

Y la lucha ha emergido en estas elecciones europeas. Cansados del teatro que montan ambos partido -PSOE y PP-, en el local de las Cortes al pelearse por lo mismo. Tanto insistir en las diferencias se les ha visto el parecido. Y los ciudadanos han sentido el dolor en las tiras de piel que les arrancan para alimentar las finanzas de los poderosos. Y han visto el reparto de los presupuestos.

Ya Galdós hizo hace años la mejor crónica sobre el bipartidismo. “Los dos partidos que se han concordado para turnarse pacíficamente en el poder son dos manadas de hombres que no aspiran más que a pastar en el presupuesto”.  “No acometerán ni el problema religioso, ni el económico, ni el educativo; no harán más que burocracia pura, caciquismo, estéril trabajo de recomendaciones, favores a los amigotes, legislar sin ninguna eficacia práctica, y adelante con los farolitos…” (B. Pérez Galdós, “La fe nacional y otros escritos sobre España” 1912).

¡Dios, qué lejos y qué cerca! El pensamiento es de ayer. No, es de hoy. Y, por desgracia, será de mañana. Aunque, a lo mejor, la conciencia de clase despierta y la lucha impulsa al cambio de políticos. Al menos el cambio de nombres y de hombres. El sexo no importa, señores políticos. La clase social sí. Eso sí es lo que importa.

¿Quieres saber más de Eladio?  Captura de pantalla 2013-10-16 a las 23.55.05

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s