Otro milagro de la primavera

Captura de pantalla 2013-10-16 a las 23.55.05

La semana pasada fue Luis de Guindos, ministro de Economía, quien pronosticó que esta primavera iba a ser milagrosa. Más. Que este año iba a ser milagroso. Más. Que el próximo también iba a ser milagroso. Mucho más. Íbamos a crecer (el PIB) un 1,5%. Sí. Cada año. Y lo repitió tantas veces y se lo preguntaron los periodistas afines tantas veces que uno salió a la calle con el convencimiento de que íbamos a crecer el 3%, o el 4%, o más, cada año. Otro milagro. Pero una vez en la calle el milagro se desvaneció. Pura propaganda. La gente caminaba triste. Los bares estaban vacíos. Los restaurantes, más vacíos. Cerrados. Los mercados sin clientes. ¿Dónde está el consumo? En ningún sitio, excepto en la mente del Gobierno y de su ministro económico.

Esta semana el Gobierno mejora sus previsiones de cara al programa que debe enviar a Bruselas. Creará 650.000 empleos y crecerá el PIB un 1,2% este año y 1,8% en 2015. ¡Toma ya! Eso es optimismo. Qué ministro de Economía más listo, Dios. Y Zapatero sin enterarse. La tasa de paro podría bajar del 25%. Ahí es nada. Los milagros se suceden. Y más en primavera, con elecciones a la vista. Crecer y crecer y crecer… en elecciones.

Recordemos. Fue hace un año. El cuadro que presentó el Consejo de Ministros de la economía española, que debía enviar a Bruselas, era deprimente. De cierre. Reconocía que el paro no iba a bajar en toda la legislatura. Lo contrario. Había aumentado en un millón en poco más de un año. Desolador. De récord.

Pues hoy el Gobierno se empeña en demostrar que ha terminado la recesión. Que nos recuperamos. Que ya se crea empleo. ¿Dónde? Y que hará una reforma fiscal para recaudar más. Que Dios nos coja confesados. Vamos, que los milagros no solo se dan en el Vaticano, de dos en dos, sino también en La Moncloa, de millón en millón. De la Deuda Pública a punto de llegar al 100% del PIB, mejor no hablar. Del hambre y la marginación de millones de españoles, ni mencionarlo. Bueno, se lo menciona el muy comprensivo The Wall Street Journal, que le dice a Rajoy -“Recuperación de Mariano” se titula-, que se deje de propagandas y haga ya de una vez las reformas pendientes. La economía española no ofrece razones para el optimismo, matiza WSJ. No hay brotes verdes porque las exportaciones se han frenado. No hay milagro esta primavera por más que el ministro de Economía nos lo quiera vender.

Don Luis de Guindos sabe vender. Vendió basura a precio de oro como presidente de Lehman España. Afirmó solemnemente, con la prepotencia que le caracteriza, que el rescate bancario no costaría un solo euro a los españoles. Ya suman las pérdidas unos 50.000 millones de euros. Y si creemos al FMI el coste para los contribuyentes será tres veces más. Otro milagro de la primavera.

Pseudónimo.

Pseudónimo.

Las ramas no echan hojas. El paro no baja. Empresas no se crean. Los ciudadanos no consumen. El PIB no crece lo suficiente. Las exportaciones disminuyen. Las familias tienen menos poder adquisitivo. En España no se ve el milagro. Excepto el Gobierno y su ministro de Economía. Milagros electorales. Tengamos esperanza.

Ya lo anunciaba don Antonio Machado: “Olmo, quiero anotar en mi cartera la gracia de tu rama verdecida. Mi corazón espera también hacia la luz y hacia la vida, otro milagro de la primavera”.

¿Quieres saber más de Eladio?  Captura de pantalla 2013-10-16 a las 23.55.05

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s