“La cooperación internacional es como esos videojuegos en los que tienes que construir una civilización entera”

WINNIESILU

El programa Más y Mejor Ayuda de Oxfam Intermón ha llevado a distintos artistas de cómic a visitar países donde se desarrollan proyectos de cooperación para comprobar que la ayuda internacional sigue siendo necesaria y que ésta debe ser de calidad. Paco Roca –Premio Nacional de Cómic y Goya al Mejor Guión Adaptado por Arrugas– ha viajado a Mauritania y prepara un cómic que podrá leerse próximamente en la app gratuita del programa: Comic on Tour.

Paco Roca durante su viaje a Mauritania. Oxfam Intermón

Paco Roca durante su viaje a Mauritania. Oxfam Intermón

En este programa la clave está en la palabra mejor. Sabemos que hay que ayudar más, ¿pero no crees que la ciudadanía se debería concienciar para exigir que esa ayuda fuera de calidad? Porque no siempre es así.

A ver, por lo que he podido comprobar, las ayudas que dan las ONG y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo son totalmente transparentes en cuanto a que no pasan nunca por manos gubernamentales, evitando la posible corrupción de los gobiernos de los países de destino. Lo que sí pasa en muchos casos es que los países que reciben ayudas dejan el tema en manos de la cooperación exterior y no invierten en el trabajo, con lo cual es muy difícil que lleguen a ser autosuficientes. En cuanto a lo que dices de ayudar mejor, el director de cooperación exterior nos comentaba que hay mucha gente con muy buena voluntad que a veces entorpece más que ayudar. Nos contaba la anécdota de un fabricante de comida envasada que había enviado camiones de fabada sin pensar que es un país musulmán y que la fabada lleva cerdo… que no pueden comerlo. Por eso lo que ellos intentan es que todo se coordine, que la gente que quiera ayudar hable con cooperación exterior o con una ONG y que sean ellos los que les digan qué pueden hacer. Y eso que también pasa a veces que incluso las ONG son redundantes con las ayudas. Por otro lado, también se dan temas de partidismo. Nos contaban, por ejemplo, que las comunidades autónomas no siempre coordinan sus ayudas con las que da el Gobierno español ni con las de las ONG. Esto no quiere decir que sea una pérdida de dinero, pero sí que se podría ofrecer una ayuda mejor.

Llevamos años oyendo hablar de países que necesitan ayuda, nos hemos acostumbrado. ¿Crees que el cómic puede ser el revulsivo para salir de esa costumbre y dar el paso que hace falta hacia un compromiso mayor?

El fin de la campaña es de concienciación y comunicación de lo que se está haciendo. Intermón quiere concienciarnos de que los gobiernos, como el español, se comprometieron en su momento a ceder una parte de su PIB para ayudar y lo están incumpliendo. Intermón quiere que lo sepamos y que está en la mano de todos exigir que eso se cumpla. Dentro de esa comunicación hay una parte muy importante que es llegar por otro lado que no sea a través de campañas institucionales. Bastantes problemas tenemos ya como para que nos digan en plan paternalista que hay que ayudar o que tenemos que comprometernos más con estas cosas. Los medios visuales, como el cómic, nos hacen muy accesibles a temas de los que a priori no queremos saber nada, como puede ser la solidaridad. Todos somos solidarios, pero que no nos vengan con rollos; tenemos como una defensa ahí y con todo lo que sea visual es mucho más fácil que se rompa esa barrera.

Uno de los dibujos que ha hecho Paco Roca en Mauritania. Paco Roca

Uno de los dibujos que ha hecho Paco Roca en Mauritania. Paco Roca

En el caso de Mauritania, ¿cómo la dibujas y cuentas su historia?

La verdad es que es muy difícil, al final tienes que dar un sólo mensaje y es a lo que estoy dando vueltas ahora, pero desde luego tiene que ser algo optimista porque al fin y al cabo la ayuda es útil y necesaria, por lo que no podemos dejar de darla, porque, si lo haces, todo el trabajo hecho se viene abajo. Una mujer en una de las aldeas nos decía que las ONG habían ayudado mucho, y eso tú lo ves allí. Nos decía que esto empieza a funcionar, pero que si ahora de repente se quedan sin dinero para arreglar una bomba de agua, por ejemplo, van a volver a estar como hace 10 años. “Y ¡cómo le digo yo ahora a mis hijos y al resto de la gente que van a volver a pasar hambre!”, nos contaba.

Según el Fondo Monetario Internacional, “uno de cada dos mauritanos vive por debajo del umbral de la pobreza”. ¿Cómo ha sido tu experiencia allí?

Te das cuenta de que desde fuera parece todo mucho más fácil. En el fondo lo que hace la gente de cooperación es algo así como esos videojuegos en los que tienes que construir una civilización entera de la nada. Primero es un poblado donde no hay posibilidad de tener agua porque está a mucha profundidad. Les ponen una bomba y entonces, además de tener agua para beber, pueden cultivar. Con los cultivos pueden llegar a tener excedentes y venderlos. Para venderlos necesitarán saber contar, y no toda la gente sabe contar, leer y escribir, por lo que entra en juego la educación. Luego está también el tema de las igualdades, hay que trabajar para luchar contra la desigualdad social, por el papel de la mujer, el de la etnia de origen senegalés, para que las democracias sean reales… Digamos que empiezas desde abajo y te vas dando cuenta de que es muy grande la cadena que tienes que hacer.

No les vendría mal un superhéroe de cómic. ¿Nunca has pensado que los enmascarados no trabajan en países en vías de desarrollo?

(Risas) La verdad es que no me lo había planteado, pero sí que les haría falta un buen superhéroe. Está claro que quizás uno que llevase agua a los sitios, un Aquaman o alguien así. Y también necesitarían una especie de justiciero que luchase contra las injusticias sociales, que les metiese un poco de miedo a todos los políticos y demás personajes corruptos que pueden llevarse la riqueza de un país.

A falta de superhéroes estamos los simples mortales…

Sí, nos hemos comprometido a ayudar y no podemos dejar de hacerlo ahora. Además, allí te das cuenta de que no es cuestión de mucho dinero –una bomba de agua a lo mejor cuesta 15.000 euros–, por eso no podemos decir que porque nosotros estemos mal hay que dejar de ayudar. El director de cooperación exterior, que es una persona muy optimista, nos comentaba que, a pesar de los recortes, el dinero que llegaba era muy útil y necesario, que muy poco hacía mucho. Además, estamos viendo ahora el problema de la inmigración, y éste no se soluciona haciendo vallas ni alambradas más altas, sino yendo a los orígenes e intentando ayudar.


ESPAÑA: RECORTES Y COMPROMISOS INCUMPLIDOS EN AYUDA AL DESARROLLO

Lo más cerca que ha estado España de donar la cifra prometida del 0,7% de su Producto Nacional Bruto a la cooperación internacional ha sido en 2008, cuando alcanzó el 0,45%, pero desde entonces, y coincidiendo con la crisis económica, esta cifra ha caído. Según publicó el 8 de abril la Coordinadora ONG para el Desarrollo España, los datos del Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD) de 2013 “sitúan el porcentaje que España destina a cooperación en un 0,16%”. La coordinadora denuncia que la media europea “asciende a un 0,41%”. Incluso países con fuertes crisis económicas, como Irlanda, dedicaron un 0,45% a la Ayuda Oficial al Desarrollo el año pasado. “El presupuesto que el Gobierno anunció para 2013 ascendía a 1.940 millones de euros –el 0,19%–, mientras que lo finalmente ejecutado alcanza los 1.815 millones –el 0,16%–”, añade la organización.

Según el informe La realidad de la ayuda 2013 de Oxfam Intermón, desde que España alcanzó el pico de 0,45%, “ha recortado su ayuda en un 70%”. Esta caída ha llevado a España a descender “hasta el puesto 21 de los 24 países donantes del CAD”, cuando en 2008 ocupaba el noveno lugar. El informe resalta que en los últimos años, por ejemplo, “la ayuda al desarrollo ha contribuido a que 700 millones de personas dejen de vivir en condiciones de pobreza extrema”.

¿Quieres saber más sobre Estrella?  WINNIESILU

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s