No nos vendan patraña

Captura de pantalla 2013-10-16 a las 23.55.05

No ha terminado el invierno y nos bombardean con que el campo ha florecido. Todo cambia, pero la naturaleza no. Lleva todo en orden. A su tiempo. Por lo tanto, para ver brotes verdes hay que esperar unos días. Y en la economía habrá que esperar, por desgracia para el país, unos años. El Gobierno nos puede vender capullos, pero flores no. No las hay.

Sí parece, al menos eso dicen, que existen indicios, impresiones más bien, de que en este año 2014 la economía española reducirá lentamente la cuota de paro. ¿Cómo dice usted? No lo digo yo, lo dice el Gobierno. Los datos de desempleo del pasado mes de febrero son favorables. Y las afiliaciones a la Seguridad Social, también. Al menos eso dice el ministerio de Economía. ¿Nos lo creemos? En cuestiones de fe cada cual es libre de creer lo que quiera, pero en cuestiones de economía no se vislumbra optimismo ni esperanza. El ciudadano de la calle está triste y amargado. Sin futuro. No se ve ni una sola hoja verde. Ni el ficus las ha renovado.

i.

i.

Vendernos que va a bajar el paro parece una tomadura de pelo. Este Gobierno, como los anteriores, se ha encerrado en sus coches oficiales y en su palacio de La Moncloa y ha perdido el olfato de la calle, de la realidad cruda y dura de los ciudadanos de a pie. El 26% de paro no se elimina de un día para otro, de un mes para otro mes. Y menos si el empleo creado es de una calidad ínfima y temporal. Miseria para mañana. Se fundamenta, el Gobierno, en el empleo precario y en la conversión forzada de asalariados en autónomos.

En este país no solo es lenta y precaria la creación de empleo, sino que el mantenimiento de elevadas tasas de desempleo, sobre todo de jóvenes, dejan marcada a la economía y su potencial de crecimiento. Es capital humano sin utilizar que se frustra o emigra. O las dos cosas. Y la reforma laboral y el abaratamiento del trabajo no ayudan a ilusionar al trabajador joven. Y las pequeñas y medianas empresas españolas no respiran aire financiero regenerador. Se ahogan. No crean trabajo. Y además, mientras la demanda doméstica no de muestras de recuperación que no nos vendan más brotes verdes, que el árbol no ha brotado. No hay hojas, no hay ramas, porque el árbol todavía está seco. No nos vendan patraña, señores del Gobierno.

¿Quieres saber más de Eladio?  Captura de pantalla 2013-10-16 a las 23.55.05

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s