Verdad, verdadera

IdoILUok

El Gobierno mantiene su esperanza en “sus brotes verdes” o lo que es lo mismo, en intentar enviar a la ciudadanía mensajes esperanzadores. Pero a cada dato positivo que anuncian van informes como el de PricewaterhouseCoopers (PWC) y tiran abajo todas las mentiras vertidas por el Ejecutivo.

El informe de PWC, publicado la semana pasada, pronostica que España tardará 20 años en recuperar las cifras de empleo que se registraban antes de la crisis. En 2033 el país podría contar con 1.760.000 de persona desempleadas –como en 2007– según PWC. El Ministerio se apresuró a publicar los datos del paro de noviembre y anunciaron a bombo y platillo que la cifra ha descendido y es el mejor dato desde noviembre de 1978.

Los supuestos 4.808.908 desempleados estarán contentos. El Gobierno no contabiliza, en esa cifra, a los que no se ajustan a los cánones para ser considerados parados, los que han dejado de recibir subsidios y a los miles de personas desmoralizadas que han abandonado el país buscando un empleo.

www.expansion.com

expansion.com

Para mejorar la situación, los sueldos en España han caído un 2,5% -datos de la Agencia Tributaria-, es por ello, que para muchos españoles, les es más rentable sumarse a la filosofía de los ‘sobres de Bárcenas’.

La realidad en España es que aunque muchos se rebajen el caché, les es más rentable cobrar el paro y recibir dinero en B. Lo habitual es que el subsidio por desempleo sea superior a la oferta de las empresas por la nueva contratación. Los menos afortunados han vuelto a pedir la paga a sus padres y abuelos.

Si a todo ese dinero en B le sumamos los miles de españoles que ya no son considerados como parados, ahí tienen los datos reales. Ésa es la fotografía actual que el Gobierno de turno no quiere ver y mucho menos exponer. Aunque los responsables del Ejecutivo como Cristóbal Montoro, al que se le llena la boca pregonando que “lo sueldos no están bajando”,  o Luis de Guindos anuncie más “medidas adicionales”, todo será insuficiente para llegar, como dice PWC, a la situación anterior a la primera recesión en 2033.

Las cifras esperanzadoras del Ejecutivo no son más que eufemismos en los dígitos del Inem y de la economía. La trasparencia es uno de los requisitos esenciales en una Democracia e igual de primordial es la obligación de los políticos en saber cuál es la realidad de la ciudadanía. Pero, como decía la campaña de Yoigo la “verdad, verdadera”.  Si se rebaja el salario mínimo y se incentiva a las empresas a llevar a cabo nuevas contrataciones por ‘sueldos basura’ los ciudadanos preferirán mantenerse en la filosofía de Bárcenas manteniéndose en las listas de desempleados.

¿Para cuándo los datos reales Ministro de Guindos? Y ¿para cuándo medidas reales que potencien la nueva contratación con sueldos dignos? Quizá en 2033.

¿Quieres saber más de Idoia CampoIdoILUok

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s