Botín abandona a su suerte a 500 empleados de su inmobiliaria

Emilio Botín se quita a 500 trabajadores con la venta de Altamira. Daniel Santamaría

Emilio Botín se quita a 500 trabajadores con la venta de Altamira. Infoshakers

RamonILU

Según ha podido saber Infoshakers de empleados afectados, Santander tiene previsto traspasar los trabajadores de Altamira al fondo de inversión, sin darles una garantía de empleo futuro.

El departamento de Relaciones Laborales de la entidad que preside Emilio Botín se reunió el pasado viernes con varios grupos de empleados de la denominada plataforma, encargada de la gestión de recuperación de impagados, para comunicarles que en las próximas semanas dejarán de formar parte de la plantilla.

El Banco Santander va a traspasar el negocio de recuperación de créditos contenciosos a Altamira, sociedad que será adquirida por Apollo en las próximas fechas. Según un comunicado del banco al que ha tenido acceso Infoshakers, los afectados del área de recuperación son 188, que se sumarán a los de Altamira. En total, casi medio millar de trabajadores pasarán a formar parte de Apollo.

Banco Santander no garantiza el futuro empleo de los trabajadores. Sólo les asegura la antigüedad y el sueldo. No saben si Apollo les certifica dos o tres años como ha sucedido en otras ventas de inmobiliarias por parte de otras entidades financieras. Nadie del fondo se ha puesto aún en contacto con ellos.

Ocultismo y extrañeza

“Hay bastante ocultismo por parte del banco”, dicen fuentes sindicales. Los sindicatos esperan sentarse a negociar, aunque algunas voces críticas esperan obtener escaso resultado ya que se han visto engañados por la dirección del banco.

El pasado martes se reunió la Mesa de Empleo de la entidad. El sindicato CGT preguntó a la dirección de relaciones laborales sobre los puestos de trabajo y les aseguraron no tener conocimiento alguno de la operación de Apollo. A los dos días, el banco comunicó a la CNMV que ha llegado a un preacuerdo con el fondo estadounidense para venderle la gestión y producción de los activos de Altamira. Se habla de una operación valorada en unos 700 millones de euros.

Según Comfia-CCOO, “exigimos a Banco Santander información inmediata sobre el impacto en el empleo (número de personas afectadas, reubicaciones, etc.),  que permita eliminar la incertidumbre que esta noticia ha provocado en la plantilla de las unidades afectadas, dotando a este proceso de la transparencia necesaria. Recordamos la plena vigencia de los pactos convencionales (Convenio Colectivo de Banca, Acuerdo Laboral de Fusión, y Acuerdos del Comité de Empresa Europeo) que obligan a la búsqueda de diálogo y consenso con la representación sindical en los procedimientos de reordenación de plantilla. Hemos trasladado a la Empresa nuestra extrañeza por esta forma de segregación, propia de entidades quebradas y nacionalizadas, y que se aleja de los procedimientos utilizados hasta ahora en Banco Santander y en otras empresas saneadas en el Sector. Exigimos la convocatoria inmediata de la Mesa de Empleo para recibir información detallada, acerca de esta operación y lamentamos la oportunidad perdida en la última Mesa de Empleo, celebrada este martes 19 de noviembre, en la que preguntamos sobre este tema en concreto y no obtuvimos respuesta”.

Falta de transparencia

Por su parte, UGT indica que “imposiciones unilaterales del Banco, sin el consenso con los representantes de los trabajadores, son impropias de una entidad bancaria de países occidentales y contribuye a crear dudas que no sólo perjudican a los trabajadores sino también al propio banco”.

“La falta de transparencia, así como de información por parte del Banco no se corresponde con la responsabilidad y profesionalidad de los empleados y empleadas de Banco Santander y de UGT, por lo que, de no producirse de inmediato la reunión solicitada y el inicio de un proceso de información, de consulta y de negociación, estarían incumpliendo los acuerdos firmados; al menos en lo referido a la garantía de conseguir la estabilidad de los empleos, la mejora de la empleabilidad, y el mantenimiento de un entorno laboral que posibilite la realización y desarrollo profesional de sus empleados”, explica el sindicato en una nota.

Los sindicatos ya conocían la futura venta. Por eso preguntaron, pero se les dio largas. El pasado día 22, el Banco Santander se puso en contacto con CGT para explicarle la operación del trasvase del negocio de recuperación a Altamira. Les comunica que serán 188 los afectados de la plataforma que pasarán a formar parte de la inmobiliaria. Pero no les dice nada sobre la venta de Altamira a Apollo.

Según la misiva, la sucesión del negocio de recuperación a Altamira “se enmarca en la política de racionalización de estructuras societarias (…) con el objetivo de simplificar la gestión e incrementar la eficiencia”. Más abajo asegura que “no se prevén repercusiones sobre la situación del empleo de los trabajadores afectados, quienes mantendrán las condiciones económicas y profesionales que tengan reconocidas”.  Los 188 empleados de gestión de recuperación pasarán a formar parte de Altamira. Tienen como fecha límite la segunda quincena de diciembre para llevar a cabo el plan. Pero por otro lado, les comunican a voz que ya no formarán parte del Banco. Que serán traspasados a Apollo.

Lentejas

Según un afectado, la dirección de Relaciones Laborales tiene previsto reunirse de forma individual con cada uno de los afectados para explicarles el traspaso. “Son lentejas”, dice el afectado refiriéndose a que no hay vuelta atrás y que ya no pertenecerán al Banco Santander. Las próximas fechas serán claves para el futuro de estos 500 trabajadores.

Apollo, ya se hizo con la financiera de BankiaFinanmadrid. En este caso, el fondo norteamericano ha aplicado un ERE al 37% de los 124 trabajadores de Finanmadrid. Esto es lo que temen los trabajadores de Altamira y de la plataforma. De esta manera, el Banco Santander no será quién despida a estos trabajadores sino que será el fondo. Una jugada que dice muy poco de la primera entidad financiera europea.

Infoshakers se ha puesto en contacto con el Banco Santander. Un portavoz del banco dice que no tienen conocimiento de las condiciones del traspaso de los trabajadores de Altamira a Apollo. “Se trata de una cuestión interna”. “Se estará negociando con los sindicatos y trabajadores pero hasta que no esté cerrado no se comunicará nada”.

¿Quieres saber más de Ramón Roca?  RamonILU

Anuncios

Un pensamiento en “Botín abandona a su suerte a 500 empleados de su inmobiliaria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s