The Invincibles, dos equipos de leyenda (parte II)

ChusILU

La proeza del Arsenal tuvo su antecedente más de un siglo antes, justo cuando se disputó la primera edición de la liga inglesa. En su campaña inaugural, la que discurrió entre septiembre de 1888 y febrero del año siguiente, el Preston North End estrenó el palmarés del torneo, haciéndolo además sin conocer la derrota. Por si fuera poco, los lilywhites, también se hicieron con el título de campeón de la F.A. Cup donde tampoco supieron lo que fue perder un partido. De hecho no recibieron ni un solo gol en la copa. Ciento quince años antes que el conjunto gunner, aquel equipo recibió sobrenombre de The Invincibles. Ellos fueron los originales.

Grabado conmemorativo del Preston North End, vencedor de la Football League y de la F.A. Cup durante la temporada 88/89. Sólo otros ocho equipos a lo largo de la historia lo lograron y ninguno lo consiguió manteniéndose invicto en ambas competiciones. FIFA Museum Collection-NFMP

A comienzos de 1888, William McGregor, dirigente del Aston Villa, tuvo una gran idea. Con tan sólo veinticinco años de vida el fútbol ya había conquistado Inglaterra. Este joven deporte atraía cada vez a más espectadores y la disputa de la F.A. Cup, se antojaba escasa para un público ávido de más partidos. La solución pasaba por la creación de una competición. Este nuevo torneo debía reunir a los mejores conjuntos de Inglaterra para enfrentarlos entre sí a doble encuentro todos contra todos. Y así fue. En septiembre de aquel año, doce pioneros, todos provenientes del Noroeste y de las Midlands comenzaron a disputar la primera liga de la historia. De esta manera nacía la Football League.

Accrington, Aston Villa, Blackburn Rovers, Bolton Wanderers, Burnley, Derby County, Everton, Notts County, Preston North End, Stoke City, West Bromwich Albion y Wolverhampton Wanderers fueron los doce clubes implicados en la creación de esta, doblemente histórica, nueva competición. Por un lado por ser la primera de su tipo en disputarse. Por el otro, porque uno de sus participantes iba a ganarla sin conocer la derrota.

A finales de aquel verano, el North End de la ciudad de Preston era uno de los mejores clubes de toda Inglaterra. De hecho, era el segundo mejor en aquel momento ya que tan sólo unos meses antes perdido la final de la F.A. Cup ante el West Bromwich Albion. En su camino hasta aquel encuentro había estado plagado de

Para aquella campaña la plantilla de los lilywhites la conformaban 20 futbolistas venidos de todas las partes del Reino Unido. Dirigidos por William Sudell, nueve ingleses, ocho escoceses, dos galeses y un irlandés constituían el crisol de nacionalidades de aquel equipo. Y es que los de Lancashire eran un ejemplo de pluralidad e integración. Gracias a su insistencia, sólo dos años antes, el que era por entonces su portero, Arthur Wharton, se convirtió en el primer futbolista negro en llegar a ser profesional. El guardameta de color abandonó el equipo a la temporada siguiente para centrarse en su carrera como atleta. No sabía que se iba a perder una campaña inolvidable.

Deepdale lleva albergando los partidos del Nort End desde 1878. Actualmente tiene un aforo de 24.500 espectadores y hasta 2010 fue sede del Museo Nacional del Fútbol Británico, actualmente sito en Manchester. Una de sus gradas es llamada The Invincibles Pavilion en honor del equipo que ganó la liga de 1888. Sportnw

Ya instalados en Deepdale, terreno que aún hoy en día alberga sus partidos como local, el North End recibió en casa al Burnley en la primera jornada de liga de la historia del fútbol. Era el 8 de septiembre. Los clarets no fueron problema para los de Preston que se impusieron 5-2 gracias a sendos dobletes de Jimmy Ross y Fred Dewhurst y gol de Jack Gordon. Únicamente la victoria del Derby County sobre el Bolton Wanderers por 6-3 les privó del liderato por diferencia de goles tras superar la primera fecha de la competición.

Ya en la segunda jornada el West Bromwich Albion ganó a los rams. Este triunfo de los baggies unido a las victorias del North End y del Everton dejó a tres equipos invictos tras dos jornadas. Ahora el goal average le fue favorable al Preston que tras cosechar un 0-4 a domicilio ante el Wolverhampton Wanderers se aupó al liderato para no volverlo a soltar hasta el final del torneo.

La racha del W.B.A. y el Everton tocó a su fin en la tercera jornada después de perder ambos en casa ante Blackburn Rovers y Aston Villa respectivamente. Mientras tanto, en Deepdale el North End se deshizo del Bolton quedando como líder en solitario. Las fechas fueron pasando y confirmaban que el Preston no estaba ahí por casualidad. En la quinta el Stoke City se llevó siete goles, cuatro, obra de Ross, y los otros tres de Dewhurst, Richard Whittle y John Goodall.

Así llegó la sexta jornada y tocaba recibir la visita del segundo clasificado el West Bromwich Albion. Tras la ya mencionada final de copa de la temporada anterior había ganas de revancha por parte del North End. Y los de Preston se cobraron venganza. Dewhurst, cuyo gol en el anterior partido en el que se habían visto las caras los dos equipos no sirvió de nada, abrió el marcador. Otros dos tantos de Jack Edwards cerraron el 3-0 definitivo.

Líderes reforzados en la séptima jornada llegó el primer empate de la temporada. Fue a cero, a domicilio y ante el Accrington. El esfuerzo parecía haber pasado factura. Pero fue anecdótico. Al fin de semana siguiente tocó recibir a los wolves que les debían devolver la visita que los lilywhites les habían hecho tan sólo seis jornadas antes. El 5-2 final se consiguió gracias al hat-trick de Goodall y los goles de Gordon y Ross.

El gran momento del Preston quedó patente tras golear a domicilio al Notts County por siete tantos a cero. La décima jornada deparó la visita a Deepdale del Aston Villa, perseguidor del North End del que estaba a tres puntos. Y así siguió. El empate a uno definitivo satisfizo los intereses de los locales que vieron como su racha no quedaba truncada y los de Birmingham no recortaban distancias.

El ecuador del campeonato supuso una nueva victoria del North End que aumentó su diferencia respecto al Villa a cinco puntos tras perder estos ante el Blackburn Rovers. Con el casillero de derrotas a cero, una ventaja considerable y medio torneo consumido, todo pintaba de maravilla para los de Preston.

Ocho jornadas después y tras siete victorias y un empate, terminó el año 1888. Con cuatro partidos por disputar la distancia con respecto al segundo clasificado, que todavía seguía siendo el Aston Villa, era de nueve puntos, con un encuentro más aún por disputar los de Birmingham. Una victoria en la primera jornada de 1889 podía darles el título. El North End continuó a lo suyo y se impuso la noche de Reyes al Notts County. El Aston Villa cayó goleado ante el Burnley. La diferencia ya era insalvable, y así los lilywhites se convirtieron en los primeros campeones de la historia de la liga inglesa.

Once que ganó el título de la F.A. Cup ante el Wolverhampton Wandereres. Detrás: Drummond, Howarth, Russell, Holmes, Graham, Mills-Roberts. Delante: Gordon, Ross, Goodall, Dewhurst, Thomson. “Loud and proud: Preston North End” de Ian Rigby y Mike Payne.

Once que ganó el título de la F.A. Cup ante el Wolverhampton Wandereres. Detrás: Drummond, Howarth, Russell, Holmes, Graham, Mills-Roberts. Delante: Gordon, Ross, Goodall, Dewhurst, Thomson. “Loud and proud: Preston North End” de Ian Rigby y Mike Payne

Un empate más y dos victorias, la última en Wellington Road, por aquel entonces hogar de los villans cerró el curso con un total de dieciocho victorias y cuatro empates para el North End. Los invencibles lo habían conseguido. Su récord sólo podría ser igualado 115 años después por el Arsenal aunque los gunners se quedaron a las puertas de conseguir una machada aún mayor, como la conseguida por los de Preston, sólo, unos cuantos días después. Obtener el double. Un doblete de liga y copa que sólo nueve equipos a lo largo de la historia han conseguido.

La F.A. Cup comenzó para el North End sólo una semana antes de que terminara la temporada de liga. De hecho la gran razón de peso para la disputa de la primera temporada de la historia fue precisamente esa. Ocupar el tiempo y preparar al hasta el comienzo de la copa. Y ahí el Preston sí que demostró quien era el mejor.

El Bootle, el Grimsby Town, el Saint Geoge’s de Birmigham y el W.B.A. fuero quedando por el camino hasta la final. En ella, disputada en el mítico Kennington Oval el Wolverhampton Wanderers cayó como todos los demás. Así el North End sumó a su título de liga el de la F.A. Cup sin ceder además un solo gol en toda la competición. 

A la temporada siguiente se volvió a conquistar el título de liga, aunque la imbatibilidad no se consiguió tras perder en la segunda jornada precisamente ante el Aston Villa que sólo había podido ser segundo el curso anterior ante la superioridad de un Preston que hizo historia.

¿Quieres saber más sobre Jesús CabrejasChusILU

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s