Guerra De Guindos-Botín

Captura de pantalla 2013-10-16 a las 23.55.05

La cólera desatada en el ministro de Economía Luis De Guindos por la designación de José María Roldán al frente de la AEB como sustituto de Miguel Martín va más allá de un simple cabreo del ministro. Es la prueba de la guerra entre Economía y la Banca. ¿Quién manda en Economía? Luis de Guindos. ¿Quién manda en la banca? Emilio Botín. Es el enfrentamiento entre De Guindos y Botín, presidente del Santander.

Que no nos lo adornen. Emilio Botín quiere seguir ‘dirigiendo’ la economía nacional como ha hecho hasta ayer, paseo incluido con Zapatero, a través de los títeres del Banco de España, con MAFO a la cabeza. Un grupo de financieros sin cabeza. Roldán será un tipo preparado pero su trabajo en el Banco de España ha sido nefasto. ¿No vio dónde se metían las cajas? Pues no. En el Banco de España han estado ciegos mucho tiempo. Y el problema de las cajas es algo que a De Guindos le preocupaba incluso antes de ser ministro. Y lo dijo alto y claro. Nadie tomó medidas. Nadie del BdE. Esta ceguera nos costó cerca de 60.000 millones de euros. Ahí es nada. ¿Por qué dejaron hundir las cajas? ¿Interesaba a la banca? ¡Ah!, este es un tema delicado y muy resbaladizo. Habrá que ir con cuidado.

. i.

¿Economía o Banca? ¿Ministro o el presidente del Santander? ¿Quién manda más? La batalla entre dos hedonismos. i.

Este pulso soterrado entre De Guindos y Botín le puede costar muy caro al ministro. Seguro que sí. Porque no hay nadie que le ponga el cascabel al gato de don Emilio. Seguro, antes que después, que le costará el cargo. Y algún disgusto más. Pero se irá don Luis de Guindos con la aureola de haber  hecho frente a don Emilio y, por lo menos, de haber frenado durante un año (¿un año?) las directrices del presidente del Santander que dirige el sistema financiero español como si fuera su huerto. Aunque casi lo es. Llama a Moncloa y todos se ponen firmes. Incluso el presidente. Se supone, de momento. Se ponía Zapatero, pero a Rajoy no se le ha visto. A lo peor es lo que busca Botín, que se ponga firme cuando él llama. También se puede suponer que el presidente Rajoy, muy a la gallega, diga que no está. Si la banca sigue dirigiendo al Gobierno pues estaremos en el agujero hasta que ellos quieran y, de momento, quieren. Pero alguien del Gobierno ya le ha colgado y ese es el ministro de Economía, don Luis de Guindos. Claro que no pertenece al partido y es fácil prescindir de él en un momento de necesidad monetaria y haya que llamar a la puerta de don Emilio en busca de ayuda.

Se buscan distintas razones para aclarar el ‘encontronazo’ entre banqueros y el ministro, pero la principal se desconoce. Al ministro se le informó tarde y mal del nombramiento de Roldán. Los banqueros no tienen demasiado aprecio al ministro y sus reformas las califican de ‘chapuzas’. Roldán ha sido hombre de Rato y no salió demasiado bien de Caja Madrid. Tal vez el ministro tema alguna ‘vendetta‘.

Estaremos atentos al final de esta ‘guerra’ pues se presume interesante. Dura y con sangre. La banca no perdona y Don Emilio no olvida. Es la guerra de dos hedonismos.

¿Quieres saber más de EladioCaptura de pantalla 2013-10-16 a las 23.55.05

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s