Madrid, más pobre que nunca

RamonILUMadrid está llena de pobres. La capital del reino, motor de la economía española, está desconocida. O por lo menos para mí. Sólo hay que pasear un poco por las calles madrileñas para darse cuenta. Es difícil no encontrarse con alguna persona que te pide algo de dinero. Desde unos pocos céntimos hasta un euro. Esa es la cifra máxima con la que me he topado.

Todos los días hago un pequeño recorrido por el centro de Madrid para llevar a mi hijo al colegio. En ese trayecto, unos 10-15 minutos, todos los días al menos uno me pide dinero o un cigarrillo o lo que sea. Unos pidiendo boca a boca, otros con un platillo y unas monedas. El caso es que cada vez aparecen más personas pobres por las calles de Madrid.

En otros recorridos sucede lo mismo. Pero para ello hay que patear las calles de la ciudad. Los que van en coche esa sensación no la tienen. Otro sitio de la ciudad que llama la atención y que mide el grado de pobreza en la ciudad es el Metro de Madrid. Viajo en él prácticamente a diario.

El tubo es el centro neurálgico de pobres. Los hay de todos los tipos. Las gitanas que te dan un papelito, los que piden en la boca de las estaciones, padres que venden chucherías o chocolates, los que cantan (unos mejor que otros), los que tocan algún instrumento, presos recién salidos de la cárcel que no tienen para comer porque no los contratan, yonquis que no se tienen en pie porque pesan menos de cuarenta kilos, los que piden directamente comida, las madres que van con el pequeño hechos unos zorros, etc.

pobreza

Un sin techo en una calle de Madrid. alertadigital.com

Todos intentan, con la cara avergonzada, hacerse con algún céntimo con el que poder llevarse algo a la boca. Por cierto, muchos de ellos dicen que están en paro y no tienen ingreso alguno con una familia por mantener. Pobre gente, me repito cada día, pero es que no se puede estar dando todos los días dinero. Alguna vez lo hago, pero normalmente no. Son muchos los que piden, insisto.

Y a todo esto, Madrid está hipnotizada. La gente mira hacia otro lado por costumbre. Aunque he de decir que en el Metro, bastante gente, de todas las nacionalidades, se rascan el bolsillo y dan algo de dinero. Por lo general, la gente que va en Metro es clase trabajadora pero con recursos justitos (si no irían en su cochazo).

Pero lo más grave es quien mira hacia otro lado cuando debería ser quien pusiese remedios para reducir el alto número de pobres. Me refiero a la clase política. Esa que vive en su burbuja de cristal, sin preocuparse lo mínimo por sus ciudadanos. Entre la Comunidad y el Ayuntamiento mal vamos.

Sin embargo hay que quitarse el sombrero con las ONG, las iglesias y miles de voluntarios que ayudan a los pobres. Todos los centros están hasta la bandera, no cabe un alfiler en los asilos y en los comedores. La situación es muy crítica y cualquier ayuda es buena por pequeña que sea.

Otra situación llamativa es el aumento de homeless o sin techo en la ciudad. Hay zonas, sobre todo en plazas y  puentes donde la aglomeración de estas personas es peligrosa. Se pegan por tener el mejor sitio, vigilan su sitio para que no se lo quiten, y si lo están haciendo no pueden estar pidiendo dinero o irse a un comedor social. La situación es muy grave. La vida de mucha gente se ha convertido en una carrera de supervivencia.

¿Quieres saber más de Ramón RocaRamonILU

Anuncios

2 pensamientos en “Madrid, más pobre que nunca

  1. A veces una sonrisa que significa “Tio no tengo un duro pero te doy mi apoyo” hace mas que algún euro. Lo peor de todo es la indiferencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s